Nutriseg-control-temperatura-compostas

Salvador Reding

Gasolinazo: mucho que decir

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

¿Qué hubieran hecho ustedes”? preguntó el presidente, en fallido intento de plantear un callejón sin salida. Él, su gabinete, su partido y voceros suyos presentaron con grandes errores el anuncio del aumento de las gasolinas, y, lo peor de todo, fallan en sus intentos de justificarlo. Resultado: un enojo, una furia popular cada vez mayores: a la gente no le gusta que los tomen por tontos y darles “atole con el dedo”.

Lo peor de ese peor, ha sido un falso dilema de escoger entre aceptar el aumento de combustibles o sufrir recortes hasta totales en los programas sociales. No es la primera vez que los priistas lo intentan. Hace ya algunos años, y en plena crisis nacional, la oposición en el Congreso federal, solicitó al gobierno reducción de gastos.

Leer más...

Xenofobia de ida y vuelta ¡Cuidado!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Una grave consecuencia del discurso de campaña de Donald Trump, es el intensificar la xenofobia en los Estados Unidos. Quienes ya eran xenófobos, avivaron sus odios, y para otros se les despertó una xenofobia latente. Muy, muy grave. Afortunadamente se trata de grupos muy definidos, no en general.

Esto del despertar la xenofobia es como haber abierto la famosa “caja de Pandora”, en que los males se salieron de control. Al menos a corto plazo, ya no hay vuelta atrás, el odio hacia el extranjero está exaltado y probablemente será peor en las próximas semanas, o hasta meses, a menos que Trump modere su discurso, que es lo (curioso) políticamente correcto.

Leer más...

Guerra total contra Ricardo ¿Quién la hace y la paga?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La feroz y sin duda costosa campaña contra Ricardo Anaya por sus viajes a Atlanta y tener allá a su familia, tiene pocos sospechosos de ser los responsables. A mí me parecía que había dos posibilidades, una del PRI-Gobierno y la otra de alguien que quisiera sacarlo de la jugada para el 2018 por el PAN.

En el primer caso, el periodista Ricardo Alemán, cuyas columnas apuntan a un franco apoyo a EPN, pudieran indicar que es un atacante a sueldo de él. Hizo un artículo agrediendo a Anaya porque siendo abogado no entregó a Padrés cuando éste visitó al CEN. Todo estaba mal, pues ni fue Padrés al CEN ni el CEN no Anaya son ministerio público o policía.

Leer más...

Defender lo imposible, defender al PRI

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los dirigentes del tricolor no atinan una, las fallan todas cuando se trata de corrupción en sus gobiernos. El actual presidente del PRI dijo algo que solamente tiró de risa al país: que el 99.99 por ciento del priismo es honesto, no corrupto. Y de eso hay mucho pero mucho más.

Ahora César Camacho coordinador de los diputados del PRI, expresidente de su partido y exgobernador del Estado de México, dijo algo fantástico respecto a Javier Duarte: “Una persona no es el PRI”. Que "Las conductas penales son de incumbencia personalísima, de suerte que lo que hizo o dejó de hacer Javier Duarte lo tendrá que afrontar Javier Duarte", según nos relata REFORMA.

Leer más...

'El Justiciero' ¿Bien o mal?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El hombre que armado mató a cuatro asaltantes en la carretera Toluca-Ciudad de México, apelado “El Justiciero”, se ha convertido en blanco de persecución del gobierno del Estado de México. ¿Lo encontrarán? Puede ser, pero ¿se justifica esta cacería desesperada y convertida en prioridad ministerial?

Hay algo que reflexionar antes ¿hizo bien o hizo mal? o ¿hizo algo bien y algo mal? Considero que esta última pregunta es la buena. La población está harta del libertinaje criminal, que actúa contra la gente indefensa contando con absoluta impunidad.

Por esta razón, cuando algún hombre que resulta empistolado dispara contra asaltantes en vehículos de transporte y los hiere o mata, todo mundo lo festeja. ¡Se lo merecían! dicen. Puede ser, los disparos en un caso de flagrante delito es legítima defensa conforme a la Ley y a la moral.

Pero la legítima defensa tiene sus limitaciones, legalmente “exceso de defensa”. Si alguien me da una patada y le destrozo los huesos a palos, eso ya no es legítima defensa simpe, lo es en exceso y me convierte en delincuente. Ya no es justicia ni defensa, es venganza, es desquite.

Leer más...