Julio Felipe Faesler

Miembro del Consejo de Plumas Azules del PAN.

¿Ahora, qué hacemos?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En Washington el tren ya salió de la estación. Está en marcha. Las interrogantes en cuanto a lo que va a seguir haciendo la nueva administración presidencial norteamericana se acumulan. Salvo que suceda lo inenarrable, el tren seguirá. pifia y pifia, y caminando.Nosotros, a nuestra vez, nos dedicaremos a lo nuestro, tratando de llevar adelante nuestro problemático crecimiento nacional, defendiéndonos y contrarrestando los daños que le lleguen del norte a nuestros connacionales que allá viven.

Pero, a diferencia del recién estrenado gobierno norteamericano, aquí no tenemos claro qué queremos. Hasta ahora todo se nos ha ido en rechazos airados, indignación, marchas y formación de alguno que otro comité para estudiar qué hay que hacer contra Trump.

Leer más...

Las marchas preocupadas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Las noticias que nos llegan nos preocupan, pero como suele suceder, más por la imaginación que por la realidad. Para ésta siempre tendremos respuestas concretas. Prepararlas es lo que preocupa. Las repercusiones adversas que el inédito fenómeno político norteamericano anuncia, y que a diario se desenvuelve, no serán peores que las que hemos sufrido en nuestra historia. Si las comparamos con lo que ahora mismo acontece en muchas partes del mundo, apreciaríamos que los problemas nuestros son de menor intensidad y cómo, con seriedad, inteligencia y valentía, hay que responder a cualquier adversidad.

En Asia, particularmente en sus regiones occidentales, el choque de intereses mezclados con fuertes dosis de fanatismos es más dramático que lo que se ha visto en muchas décadas. En África la violencia no tiene fin. Europa, que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial ha buscado en la unidad nuevos rumbos, se halla ahogada en dilemas económicos y políticos que le frenan posibilidades de actuar.

Leer más...

Comercio exterior para el futuro

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

México, más que nunca, requiere de un plan general de comercio exterior como punto de referencia para articular su producción y exportación y asegurar un óptimo nivel de empleo de su población trabajadora. Tal plan supone el desarrollo y aprovechamiento sistemático de los recursos materiales y humanos con que actualmente contamos.El desarrollo tiene que ser inclusivo y sostenido. Los países que han tenido éxito en ese empeño son los que han sabido uncir las fuerzas populares a las de los teóricos y técnicos del gobierno y empresa.

Ante todo hay que identificar sectores básicos para construir sobre ellos una estrategia integral de desarrollo socioeconómico. Un criterio práctico es listar aquellos que ya han atraído la inversión nacional y extranjera. Fijados como punto de arranque, se suman luego los nuevos cuyos productos gozan de demanda efectiva y previsible en los mercados actuales.

Leer más...

Llamado inmediato a la acción

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Trump continuó sus agresiones a México ordenando la construcción del conflictivo muro a lo largo de la frontera que no se cansó en anunciar en su campaña. Fue lógico que el presidente Peña Nieto cancelara su viaje a Washington, programado para el próximo martes. Una larga conversación telefónica entre los dos presidentes realizada ayer podría subsanar el enfriamiento de relaciones entre los dos países. Aunque Donald Trump no entienda ni de formalidades ni mucho menos de sutilezas que ve como comercialmente inútiles, es conveniente superar el ríspido inicio.

Una relación racional y provechosa entre México y Estados Unidos, regida por la razón y libre de prejuicios sería bienvenida en el presente panorama mundial pleno de conflictos.

Leer más...

El reto norteamericano y un México sin rumbo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En los 18 minutos que duró su discurso inaugural intensamente nacionalista, Donald Trump reiteró los temas eje de su campaña, algunos de los cuales nos afectan directamente. Constituyen una sonora alerta que nos llama a corregir con urgencia el estado de desorden y falta de rumbo por el que ahora atravesamos.

La frase que mejor sintetiza el centro rector de todas las intenciones de Trump es el lema “América primero” no deja dudas. Sin pérdida de tiempo, el novel presidente da los primeros pasos para instalar un vasto sistema defensivo militar en Europa.

Leer más...

Realismo y madurez para 2017

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Tiene razón la Coparmex, al acusar de improvisado y sin sustancia al nuevo Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar. Hacer frente a la compleja realidad con que se inicia 2017 supone esfuerzos firmemente cohesionados en una estrategia convenida a la que todos aporten. Esto no se logra con una desteñida declaración en un vistoso recinto.

Si los jactanciosos anuncios del futuro Presidente norteamericano Trump concitan alarmadas preocupaciones en muchos sectores nacionales, la respuesta de nuestro gobierno fue un pobre hilván para una serie de propósitos sin sustancia operativa, que no infundió confianza alguna en nuestra capacidad de reacción.

Leer más...

Las tareas de 2017

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

2016 termina con muchas interrogantes. Entre ellas está la suerte que espera la estrecha y multifacética relación con Estados Unidos en el marco de las nuevas condicionantes que el Presidente electo, Donald Trump, anuncia. Pero hay más. La influencia de EU no es el único factor que afecta profundamente el rumbo de nuestro desarrollo nacional en el que inevitablemente descansa nuestra capacidad de acción en muchas áreas no solo la económica. Hay varios hechos que requieren nuestra respuesta.

En referencia al primer tema, el que México comparta con Estados Unidos y Canadá el continente norteamericano, además de los múltiples tratados que con ellos hemos suscrito, hace que gran parte del ritmo y tono de nuestro desarrollo esté condicionado a estas realidades.

Leer más...