Diez millones

El poder y el mal

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Bien que Angela Merkel logre su cuarta reelección, pero malo que por primera vez, desde la Segunda Guerra Mundial la consiga la ultra derecha

Tu definirás tus propias limitaciones de acuerdo
  tu libre albedrio.

Pico della Mirandola (1463-1494)

 

En una de sus tragedias, Sófocles relata que Antígona, violando las órdenes del rey Creonte, lo cual la condenaba a la pena máxima, le dio sepultura a su hermano, un traidor. Ante el reclamo del rey, le respondió con palabras harto repetidas a través de los siglos: “Porque encima de tus órdenes está un derecho natural, un derecho superior”. Años después,
Dionisio de Siracusa le pidió a Platón que lo orientara para ejercer el poder. El entendimiento entre ambos fue imposible. El filósofo regresó a Atenas con la tristeza de que
era casi irrealizable concretar en los hechos su república ideal.

Al inicio del Renacimiento, Maquiavelo escribió El príncipe, del cual Napoleón sintetiza expresando que el fin justifica los medios. Por esos años surgió una expresión “La razón de Estado”. En un espléndido ensayo, Jesús Reyes Heroles describe cómo se originó: la gente en el poder pretende justificar una decisión apelando a ese cuestionado argumento.

Siglos después, Max Weber habló de la ética de la convicción íntima que consiste en simplemente obedecer la voz de la conciencia y estar tranquilo con uno mismo por las decisiones tomadas y la ética de la responsabilidad en que uno tiene que asumir las consecuencias de nuestros actos.

Éstos son algunos destellos que reflejan la difícil confrontación permanente entre la política y la ética. Para algunos son disciplinas diferentes; para otros, están imbricadas irremediablemente y para otros más, aunque diferentes, en una estrecha relación difícil de deslindar en forma precisa.

Todo lo anterior viene a cuento ante los últimos acontecimientos que de ninguna manera estimulan nuestro optimismo. Bien que Angela Merkel logre su cuarta reelección, pero malo que por primera vez, desde la Segunda Guerra Mundial, la ultra derecha y los neonazis, tengan representación en o el Bundestag. Me generan una tremenda animadversión los líderes catalanes Jordi Pujol, Artur Mas y Carlos Puigdemont. Señalados por diversos actos de corrupción, con enorme demagogia han generado un sentimiento separatista en Cataluña de incalculables perjuicios a esa entidad autonómica y a España. No justifico la respuesta de Mariano Rajoy y del rey Felipe VI, pero es preciso responsabilizar al pueblo catalán que en 1978 votaba masivamente a favor de la Constitución Española e impulsaba una transición ejemplar para todas las naciones.

Nutriseg-control-temperatura-concretos

Nicolás Maduro declara que buscará su reelección en Venezuela el año próximo, Donald Trump emprende un pleito más contra los deportistas de color que protestan por el resurgimiento del racismo, regaña a los afectados de Puerto Rico y les reparte papel higiénico. Me pregunto ¿habrá influido su discurso xenofóbico y cargado de resentimiento en la reciente masacre en Las Vegas?

De los pasados temblores en México ha habido claroscuros, sin duda, la solidaridad de la población, pero también graves actos de corrupción en la mala construcción de edificios, una comunicación pervertida entre gobernantes y gobernados y actos de bandidaje preocupantes.

La conclusión es clara, el hombre puede hacer daño, mucho daño desde el poder. ¿Cómo disminuir estos peligros? ¿Cómo mejorar el desempeño de nuestras instituciones? ¿Cómo estimular una mejor calidad humana en los hombres con poder? La historia no tiene fin. El reto para la humanidad es parte de su existencia. Karl Popper sigue siendo una referencia obligada con su libro La Sociedad abierta
y sus enemigos
: todos los días construimos nuestro destino, nada está determinado y por lo único que podemos apostar es por la infinita capacidad de superación personal y colectiva.