Diez millones

Javier Corral Jurado

Telecomunicaciones: correcciones y adiciones

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

No hay duda de que la iniciativa que reforma y adiciona diversos artículos de la Constitución, en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica, presentada el pasado 11 de marzo en el marco del Pacto por México, y aprobada por la cámara de diputados el  21 del mismo mes, representa un avance histórico, por significativo, al incorporar temas esenciales de la larga lucha por el derecho de la información y da bases que de cumplirse en la legislación secundaria detonarán el esperado proceso de democratización de los medios de comunicación electrónica.

La reforma tiene como objetivo esencial recuperar la rectoría del Estado en la administración y regulación eficiente del espectro radio-eléctrico, partir el monopolio de la telefonía a partir de medidas de desincorporación de empresas y desagregación de su infraestructura, y promover, para el futuro, una mayor competencia en la televisión.

Da un vuelco modernizador a los artículos sexto y séptimo de la Constitución, y destaca la definición de las telecomunicaciones y la radiodifusión como servicios públicos de interés general, lo cual traza una ruta inequívoca para el legislador, pues no es lo mismo legislar sobre una “actividad de interés público”, que sobre un “servicio público”. Mientras que el servicio público debe ser garantizado por el Estado en condiciones de equidad y cobertura universal, la actividad de interés público tiende a ser sólo fomentada o promovida.

Leer más...

Haberes y faltantes

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

La iniciativa que reforma y adiciona diversos artículos de la Constitución en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, presentada el pasado 11 de marzo en el marco del Pacto por México, representa un avance histórico, por significativo, al incorporar temas esenciales de la larga lucha por el derecho a la información, y da bases que, de cumplirse en la legislación secundaria, detonarán el esperado proceso de democratización de los medios de comunicación electrónica.

La reforma tiene como objetivo esencial recuperar la rectoría del Estado en la administración y regulación eficiente del espectro radioeléctrico, partir el monopolio de la telefonía con medidas de desincorporación de empresas y desagregación de su infraestructura, y promover para el futuro una mayor competencia en la televisión.

Leer más...

Corregir y aumentar

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

En la hora precisa de su responsabilidad, el Senado de la República se aboca al análisis y discusión de la reforma de las telecomunicaciones, la radiodifusión y la competencia económica. He llamado a mis compañeros de bancada a respaldar los contenidos esenciales de la minuta, a preservar el modelo que propone a partir de un órgano constitucional autónomo y también a robustecer algunas disposiciones que mejorarían indiscutiblemente la obra legislativa, sobre todo para cumplir uno de los objetivos que desde el PAN se le ofreció a los órganos directivos, a los militantes y a nuestros simpatizantes: combatir el monopolio de la opinión pública a manos del duopolio de la Televisión, objetivo en el que la reforma entrega cuentas mochas.

Conozco las negociaciones, los múltiples borradores y las presiones que terminaron desequilibrando en favor de la Televisión la reforma. Aún no se había firmado el pacto, cuando en la madrugada del 2 de diciembre, los negociadores se dieron la primera doblada y se cayó uno de los tres temas cruciales: la gratuidad absoluta del must carry y del must offer. Aunque nos ofrecieron corregir el asunto nunca más lo pudieron levantar, Televisa no le autorizó al Presidente Peña Nieto el paso fundamental de la competencia plena, por más que Emilio Azcárraga le diera la "bienvenida" en su cuenta de Twitter.

Leer más...

Peña Nieto, esa invención de Televisa -por Javier Corral

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

 

 
 
Enrique Peña Nieto, toma protesta como candidato mirando el breve texto en un aparato teleprompter como el que utilizan los conductores de televisión para leer las noticias. Recorre el país a través de spots de televisión que tienen locaciones cinematográficas en las entidades federativas. Sus actos de "tierra" son escenarios espectaculares de luz y sonido como para un show de televisión. Actúa sin desparpajo, bien aprendidos los ademanes, milimetricamente calculados sus movimientos, y posa bien para las cámaras; no se ríe de más, sonríe lo suficiente. Siempre acicalado, siempre bajo script, siempre en el encuadre perfecto, es el mejor ejemplo de un candidato exclusivamente imagen protegido por la Televisión.