Diez millones

La Candidata del PAN María Antonieta, la ganadora indiscutible del debate Juárez 2013

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El debate entre candidatos a Presidente Municipal de Ciudad Juárez realizado esta noche ha mostrado a una sólida candidata panista, con gran manejo de la propuesta y de los recursos del debate político, en un extraordinario estilo que mantuvo aplomo, respeto y gran categoría en el uso del lenguaje.

La estrategia del candidato del PRI de golpear desde el inicio del debate a la abanderada panista, demuestra que el PRI ya tiene los números de las encuestas reales que colocan a ambos contendientes en un virtual empate. Al hacer a María Antonieta Pérez Reyes el blanco de los ataques, muestra éste flanco interesante: el real ambiente de competitividad electoral en Ciudad Juárez.

La equivocada estrategia priísta tuvo otro desacierto, vergonzoso por cierto, el mandar de refuerzo golpeador a Federico Siga, quien recurrió a la calumnia y a la mentira. Se comportó como auténtico esquirol. Ojalá le recompensen bien los servicios prestados al PRI, pero es importante atajar desde ahora esa embustera declaración del candidato del movimiento ciudadano, pues la supuesta demanda penal es un asunto que se le creó a la candidata panista en 2009 con el mismo propósito de ahora, tratar de desprestigiarla. Esa demanda tiene su base en el dicho de un personaje cuestionable, Julio Murillo, que estuvo encarcelado durante un año en el Paso Texas por tráfico de armas.

Lo más importante y destacable fueron las propuestas de María Antonieta, mostró capacidad y visión para gobernar la ciudad. Tiene claridad en las soluciones, y por supuesto que su capacidad oratoria hizo gala de un manejo puntual de la réplica, fina ironía para responder, y una visión de largo plazo en la exposición de los temas.

Lo deplorable de este debate es una especie de concertación de la autoridad electoral, el PRI y varios medios electrónicos para minimizar el impacto y alcance del debate en una pésima transmisión en medios electrónicos, varias veces interrumpido para mandar a comerciales en un formato totalmente inusual. Cuando el debate colocó en la lona al candidato oficial al que hasta la voz se le fue perdiendo, el Canal 44 simplemente lo dejó de transmitir. Hay que lamentar el manejo interesado y parcial del moderador. Y lo más grotesco: ante la debacle del candidato priísta y la imposibilidad de recuperarse en las rondas siguientes, el debate fue recortado en su último segmento, eliminando la réplica y contrarréplica del tema de transparencia y rendición de cuentas para evitar otros descontones al candidato priísta.

A pesar de todo eso, no hay duda que la ganadora del debate es María Antonieta Pérez Reyes. Y eso es, debe ser para ella, enormemente satisfactorio, porque es preludio de un triunfo electoral, que estamos esperanzados en que se convierta en victoria cultural y política para todos los juarenses.