Diez millones

Diego Fernández de Ceballos

Diego Fernández de Cevallos Ramos. Nace en México, D. F., el 16 de marzo de 1941. es un abogado y político mexicano, miembro del Partido Acción Nacional, que se ha desempeñado como diputado federal, senador de la República y candidato a la Presidencia de México en 1994.

 

 

¿Sin novedad en el frente?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por tener el máximo tribunal verdaderos juristas, con sentido de responsabilidad social y con pluralidad de criterios, fue de gran interés y trascendencia la discusión y los votos de los ministros de la Primera Sala sobre el autoconsumo de la mariguana.

La yerba pasó con éxito —así sea relativo— el escrutinio sobre el derecho al consumo estrictamente personal de cuatro quejosos, así como a la siembra, cultivo, cosecha, preparación, posesión y transporte necesarios para el referido fin.

Leer más...

¡'Juanita' vive y la lucha sigue!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Juanita —nombre cariñoso que recibió hace más de un siglo esa hierba— está en el Templo Mayor de la Justicia mexicana, desnuda y expuesta por ser el cuerpo del delito. La llevaron ahí quienes demandan amparo y protección para hacerla nacer, ayudarla a crecer y disfrutarla sin sobresaltos.

En tanto su humo deleitó a soldados, obreros y campesinos, a nadie alarmó; pero cuando sus amores también se prodigaron en estratos sociales y culturales “superiores”, la vida se le complicó.

Leer más...

Democracia decepcionada de nosotros

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Dos jóvenes amigas, que tenían tiempo sin verse, platicaban. Una comentó: Conocí a mi marido dos meses antes de casarnos; la otra, a punto de llorar, solamente dijo: Al mío yo lo conocí dos meses después.

Creo que es la democracia la decepcionada —como la segunda mujer— por haber conocido a los ciudadanos después de que nosotros la hicimos nuestra.

De haber sabido que no somos demócratas hubiera rechazado el amorío.

Leer más...

¡Cerrar filas!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La decisión del gobierno federal de concentrar sus mayores esfuerzos y capacidades en lo que llama CRUZADA NACIONAL CONTRA EL HAMBRE, dirigida a Zonas Económicas Estratégicas en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán, donde se halla el mayor porcentaje de pobreza extrema rural, responde a una exigencia de justicia por largo tiempo soslayada.

Dicen las autoridades que las tareas serán “compartidas y conjuntas” con los gobiernos estatales y municipales.

Leer más...

Ya las vivió México. Son un obligado salto al pasado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Muchos dirán que hemos fracasado por culpa de los políticos, pues el pueblo es honesto y trabajador.

Eso es una estafa. Sugiere que la sociedad está bien, y que la conducción del “pueblo bueno” debe quedar en manos de candidatos independientes, apolíticos, y todo se arreglará.

Partamos de dos realidades:

Leer más...

No es lo mismo atrás que en ancas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Sabemos los de a caballo que no es lo mismo atrás que en ancas.

Esa precisión, mutatis mutandis, es válida ante hechos y circunstancias que se presentan en la vida de personas e instituciones. Sensato será distinguir el verdadero significado de las ideas, de las palabras y de las conductas, así como la naturaleza y explicación de acontecimientos o simples sucesos sobre los cuales ha de recaer opinión o juicio.

Es necesario, también, diferenciar al perspicaz del suspicaz. El primero tiene ingenio agudo y penetrativo; el segundo es propenso a concebir sospechas y a tener desconfianza. La perspicacia es una virtud, la suspicacia es un vicio.

Leer más...

¿Hay alguien más aquí?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Cuentan que un hombre fue lanzado a un barranco, y lo dieron por muerto. Milagrosamente un ramajo lo atrapó a la mitad de su caída. Al ver que le era imposible salvarse por sí mismo, gritaba: ¿HAY ALGUIEN AQUÍ? ¿HAY ALGUIEN AQUÍ? De pronto una voz le dijo: Soy tu Señor, soy tu Salvador, yo te protegeré, soy el único que podrá rescatarte; déjate caer y te recibiré en mis brazos para que no sufras lastimaduras. El mortal, tan incrédulo como sorprendido, después de un momento modificó su grito: ¿HAY ALGUIEN MÁS AQUÍ?

Algo parecido sucede en México: los incumplimientos, abusos y desviaciones de la partidocracia echaron al abismo las esperanzas redentoras que nacieron con la alternancia y la democracia; y ante la proclama del mesiánico tropical —que también se ha beneficiado de las prerrogativas oficiales, como dinero y publicidad— asegurando ser el único capaz de garantizarnos la felicidad, se escucha del pueblo: ¿HAY ALGUIEN MÁS AQUÍ?

Leer más...

Soy yo y mi circunstancia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Las imágenes de las tragedias que vive el mundo hacen que una más poco nos diga. La noticia de hoy sepulta a la de ayer; el dolor cotidiano lo asumimos como normal, como algo fatal, aunque sea producido por el hombre.

La devastación hecha por la naturaleza —como el derrumbe que aplasta pueblos o el torrente que deja estelas de muerte— casi siempre pudo evitarse, pues nadie debiera vivir en las faldas de montes empinados ni en las márgenes de los ríos.

Leer más...

'Señoría: pues tenga otros 20 pesos y vaya y…'

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El pasado proceso electoral federal nos recuerda al borrachín que fue remitido a la comisaría por escandalizar en algún callejón, y tan pronto lo acercaron al juez calificador lo saludó con una aguardentosa mentada de madre, preguntándole, enseguida, cuánto debía de pagar por sus infracciones a la ley.

El viejo juez, acostumbrado a las vicisitudes propias de su encargo, lo miró impertérrito por unos segundos y, sin estar dispuesto a ir donde lo mandaba el parroquiano, con voz pausada le satisfizo su petición: "Por su indebido comportamiento en la vía pública quedará usted recluido en la celda número 3 durante 12 horas inconmutables, tiempo estimado, además, para que salga a deambular sin riesgo de ser atropellado; y por la injuria a la autoridad, que es el de la voz, deberá enterar, aquí mismo, la cantidad de 20 pesos de multa".

Leer más...

No más: 'ahora o nunca'

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Son tan grandes como insatisfactorios los esfuerzos y las erogaciones que se vienen haciendo para mejorar la seguridad pública y la procuración de justicia. Los altos índices de criminalidad se explican, en parte, por las conductas de algunos funcionarios y empleados que en esas áreas se desempeñan.

En los asesinatos de normalistas en Guerrero y la probable incineración de otros 43 participaron directamente policías municipales de Iguala y Cocula, asociados con una banda de narcotraficantes.

Leer más...

La Presidencia y las tunas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Algunos amigos míos, avezados en cuestiones políticas, estudian la conveniencia de proponer cambios legales, referidos a la elección presidencial, para que cada partido pueda acreditar hasta tres candidatos para ese cargo.

Así, los electores votarían por el candidato de su preferencia, y esos votos se sumarían a los de sus compañeros de fórmula, siendo el total de ellos para el partido que los postuló.

Leer más...