Diez millones

Diego Fernández de Ceballos

Diego Fernández de Cevallos Ramos. Nace en México, D. F., el 16 de marzo de 1941. es un abogado y político mexicano, miembro del Partido Acción Nacional, que se ha desempeñado como diputado federal, senador de la República y candidato a la Presidencia de México en 1994.

 

 

¡Si pudieran hablar los caídos!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En cualquier país que aprecie y respete la libertad, que busque la verdad y que quiera vivir en la justicia, ninguna institución pública debe quedar fuera del escrutinio ciudadano. Solamente la revisión constante y el enérgico reclamo de los gobernados pueden poner freno al ejercicio indebido del poder en sus distintos ámbitos y manifestaciones.

Sin embargo, es exigencia ética que toda crítica o acusación estén sustentadas, que sean ciertos los hechos que justifiquen el reproche.

Leer más...

Lo conocimos después de un empellón

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Sucedió en 1963 (hace 54 años) en la Facultad de Derecho de la UNAM.

Serían alrededor de las 7 de la mañana del primer día de clases en el tercer año, cuando un grupo de aproximadamente 60 estudiantes esperábamos la llegada de quien sería nuestro maestro, a quien no conocíamos en persona pero sí sabíamos de su prestigio. La materia iba a ser Derecho Penal.

Leer más...

Somos lo que hacemos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

He señalado en este espacio la proclividad de los mexicanos para encontrar en los demás la explicación y causa de nuestras dolencias y derrotas, personales y colectivas.

Los padres, los hermanos, el cónyuge, los maestros, los patrones, los socios, los empleados, “el sistema”, el régimen, el gobierno, “el exterior”, la globalización, el neoliberalismo, las lluvias y la sequía, y todo cuando nos rodea nos han impedido progresar y ser felices.

Leer más...

'Con la cabeza fría'

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Excelente inicio del nuevo embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez.

Inteligente y capaz, con trayectoria en el servicio exterior, será importante para el canciller Luis Videgaray y para el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Sin olvidar que son más peligrosas las aguas mansas que las broncas —Obama, a la chita callando, deportó casi 4 millones de mexicanos—, recibamos con beneplácito, para usar una expresión diplomática, la línea del presidente Peña —en voz del embajador— frente al yanqui: no perder la cabeza. Ello, porque no se responde brutalidad con brutalidad, ni tope con tope. En la adversidad suele servirnos la inteligencia. No sometimiento ni claudicación, sino razón, talento y dignidad.

Leer más...

Silencio que acusa

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

No es novedoso pero sí de suma gravedad: la Auditoría Superior de la Federación recientemente informó que al revisar un reducido número de expedientes del gasto público de un ejercicio anual del gobierno federal y de entidades del país no encontró justificados 165 mil millones de pesos (100 mil del primero y 65 mil de las segundas).

Se trata de “observaciones” que por sí mismas no implican necesariamente que hubo robos y desfalcos, pero algo se hizo mal. En efecto, el hecho de que el revisor no haya encontrado el destino final de tan elevada suma de dinero público es alarmante y grave, más aún cuando se trata solamente del análisis de una pequeña, muy pequeña parte del gasto total ejercido, por lo que no es descabellado suponer que si hubiera sido posible la revisión de la totalidad de los dineros administrados por los distintos órdenes de gobierno, el monto de lo no justificado sería varias veces mayor.

Leer más...

Y lo parió la democracia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

No es fácil hallar en el mundo que llamamos civilizado a detractores de la democracia. Los reclamos suelen dirigirse a los insuficientes o malos resultados que su falsificación produce a causa de políticos y gobiernos incompetentes y corruptos, soslayándose con frecuencia la parte de responsabilidad que corresponde a ciudadanos apáticos, claudicantes o transgresores habituales de la ley.

Pero a la democracia se le tiene en sí misma como virtuosa, al ser considerada una forma de vida y estilo de gobierno donde el pueblo ejerce su soberanía a través de autoridades constituidas por él y conforme al orden jurídico vigente, obligatorio para gobernantes y gobernados.

Leer más...

Están de moda, ¡cuidado!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por el primer centenario de la promulgación de la Constitución de 1917 se han dado en los ámbitos jurídico y político muy merecidos reconocimientos a la nobilísima tarea de aquellos grandes mexicanos que supieron dejar atrás el estruendo de las armas para ir en pos del imperio de la ley y de la vida de las instituciones.

No fue fácil dar ese paso. Hervía la sangre de la Revolución, estaban vivas las pasiones de los combatientes, no se habían superado los agravios ni desterrado los intereses de facciones, por eso sobrevinieron muchos asesinatos de líderes y caudillos. Carranza, Zapata, Villa, Obregón y muchos más fueron acribillados. Eso demuestra que de la violencia a la pacificación tiene que mediar un proceso civilizatorio.

Leer más...

'Por ahí te andan buscando'

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A mitad del siglo pasado asoló Querétaro un funcionario de nivel medio, pero violento. Sus constantes fechorías acrecentaban su fama de atrabiliario. Agredía al que fuera, se hacía de lo ajeno sin miramientos y no requería de la voluntad de las mujeres para hacer en ellas la propia (te hablan Trump).

Pues una noche lluviosa en la carretera Panamericana, por el poblado El Colorado, el susodicho estaba al frente de un operativo sanitario contra la fiebre aftosa, mortal para el ganado. Detenían a los vehículos, se les hacía pasar sobre desinfectantes y se les permitía continuar.

Leer más...

Que Goliat triunfe y sea reelecto

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

GOLIAT al frente del país más poderoso de la Tierra. De aquél pueden venir atropellos y atrocidades, incluida una conflagración mundial.

Ha probado ser nefasto y de alta peligrosidad como persona, como funcionario y como político. Se ha ganado el rechazo mayoritario de los norteamericanos y de cientos de millones que habitamos el planeta, a muchos de los cuales ha amenazado con exterminar, como a los musulmanes.

Leer más...

Aún tiene tiempo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Si usted analiza el repudio al “gasolinazo”, hallará que primero fue contra el Presidente, como responsable de las políticas que adopta su gobierno, pero pronto la sociedad dirigió sus baterías, también, a la alta burocracia, los partidos políticos y todo lo que sea o parezca institución de gobierno en sus distintos niveles. El aumento de precios fue la gota de hiel que derramó, una vez más, el vaso.

La medida gubernamental solamente desbordó  “el estado de ánimo social”, saturado de impotencia y coraje ante los errores, mentiras, abusos, dispendios y descarados latrocinios de muchos funcionarios y políticos. Jamás alcanzará el agua que debe regresar a todos si unos cuantos dicen almacenarla en una coladera.

Leer más...

Por mi parte, está bien

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Sumarse, con información suficiente, al repudio ante un acto de gobierno es lícito y puede ser un deber ético. Sin ese requisito hallaremos incomprensión, manipulación o mala fe.

Los atropellos de muchos gobernantes tienen a la sociedad lacerada, oprimida y en busca de cambios radicales, principalmente porque buena parte de la llamada clase política sigue haciendo ostentación obscena de abusos.

La actual turbulencia nuevamente acredita que pueblo y gobierno viven y reaccionan en función de las coyunturas. Cada problema se analiza, juzga y decide de manera aislada, ignorando algunas veces las causas mediatas e inmediatas que lo generan, y sin valorar diversas posibilidades y sus consecuencias. Por eso surgen ocurrencias, desatinos, confrontaciones y queda insatisfacción permanente, nutrida de verdades a medias y mentiras totales. De unos, para justificar sus yerros; de otros, para embaucar; quedando en medio ciudadanos de buena fe.

Leer más...