Diez millones

La opacidad y secrecía de Morena: o como verle la cara al ciudadano

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hace unos días apareció la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, haciendo una defensa desesperada y ridícula sobre cómo se maneja la política en su partido. Todo a razón de la supuesta elección del candidato a la Jefatura de Gobierno de la CDMX que se llevó a cabo por medio de una encuesta a la ciudadanía.

Todos los militantes de Morena de la Ciudad de México, los analistas políticos y la misma ciudadanía sabían que el Peje ya había elegido a Claudia Sheinbaum para candidata a la Jefatura de Gobierno, pues ella a lo largo del tiempo le había demostrado un ignominioso e incondicional servilismo.

Dentro de los planes del Peje-Cerebro de conquistar la presidencia de México –y claro después el mundo–, está también ganar el gobierno de la CDMX.

Desde la óptica de AMLO, no solo se trata de ganar y que gobierne Morena en la megalópolis, se trata de ganar para controlar las finanzas de la CDMX, pues a diferencia de todas las demás entidades federativas, en la Ciudad hay mucho dinero que no se encuentra controlado por la federación y que puede aplicarse literalmente a lo que sea sin ningún problema de fiscalización.

Para lograr el control de ese dinero, AMLO requiere en la Jefatura de Gobierno de la CDMX a un títere completamente servil y a disposición del tabasqueño y Sheinbaum ha demostrado tal nivel de fanatismo y sumisión que es prácticamente imposible encontrar a alguien más que reúna esas características.

Los otros contendientes, a pesar de que han demostrado disciplina dentro de Morena y obediencia al dueño de ese partido político, también han demostrado cierta independencia de ideas, que cuando algo no les gusta son capaces de plantarse frente al dueño y negociar e incluso presionarlo y tratar de quitarle el partido.

Martí Batres es muy conocido por sus constantes berrinches, aspavientos, demostraciones de fuerza, traiciones y amenazas. Fue presidente del CEN de Morena y actualmente es presidente de Morena en la CDMX, lo que haría suponer que tendría una fuerza política considerable al interior del partido y sobre todo en la urbe, como para ganar una votación, lo que debería ser pan comido.

Pero la trayectoria de Batres ya lo tiene marcado; el mismo Obrador fue víctima de las ya famosas intentonas de golpe de estado que Batres suele orquestar, solo hay que recordar como quiso apoderarse de la tribu perredista Izquierda Democrática Nacional (IDN) comandada por René Bejarano cuando este último cayó preso. Ya en Morena ¿recuerdan el infarto de el Peje? En ese entonces, Batres era el presidente del partido, cuando Obrador fue internado de emergencia, Batres operó para apoderarse del instituto político, pero para su mala suerte Obrador se recuperó y quitó a Batres de la presidencia nacional y lo degradó mandándolo como presidente en la CDMX.

Ricardo Monreal, el actual jefe delegacional en Cuauhtémoc, también es conocido por sus argucias políticas, su temperamento atrabancado y sobre todo por su enorme facilidad y rapidez para cambiar de ideología y lealtades. Tenemos que ha militado en 5 partidos políticos, PRI por 10 años, PRD 10 años, PT 4 años, MC 3 años y actualmente lleva 2 años en Morena, si, observó bien estimado lector, cada vez dura menos en los partidos.

Estas características que adornan a Ricardo Monreal son las que hicieron dudar a AMLO, una elección democrática con un tipo como Monreal no garantizaba la lealtad a toda prueba que exige el macuspano, pues la facilidad de migración de Ricardo no lo hacía idóneo para gobernar y dejarse gobernar incondicionalmente y sobre todo para manejar los dineros de la Ciudad.

Mario Delgado, el cuarto precandidato para ser evaluado en la misteriosa encuesta, tiene en su contra el ser incondicional del senador Miguel Barbosa y para entender como es esto de los criterios del Peje hay que hacer un poco de historia.

Una vez que Miguel Barbosa termina enfrentado a Alejandra Barrales y sale del PRD, Obrador lo invita (a Barbosa) a participar en Morena como precandidato en las ya famosas encuestas para elegir candidatos, en este caso como candidato para la gubernatura del Estado de Puebla, para el día 21 de agosto de este año (2017) todo es felicidad en el equipo de Miguel Barbosa, ya se veían en campaña, pero para el día 24 del mismo mes los ánimos cambian y se enteran que El Peje decidió sorpresivamente que en Puebla se elegirá a un candidato ciudadano y no a un político de carrera, en otras palabras, el Peje saca sin explicaciones a Barbosa del juego.

Mario Delgado al ser gente del equipo de Barbosa corre con la misma suerte.

Ahora bien, con respecto al tema que nos ocupa y con estos antecedentes, Morena lleva a cabo la famosa encuesta para la selección del candidato de ese partido para competir en la elección del jefe de gobierno de la Ciudad de México en el 2018 y, como ya es sabido y reseñado líneas arriba, sale ganadora Claudia Sheinbaun. 

El asunto medular es que para justificar el resultado, la Secretaria General de Morena se avienta una definición que seguramente pasará a la historia como las muchas otras de las que ya hemos dado cuenta en este espacio.

Yeidckol Polevnsky da cuenta que la palabra "opacidad" no define adecuadamente el porqué de la negativa de los líderes de Morena de dar a conocer los resultados de la encuesta. Y en su defensa aclara que opacidad en este caso es una palabra que está mal empleada, veamos lo que dijo la señora:

"Cuidado con las palabras, porque una palabra puede decir una cosa que no es. Una cosa es la opacidad, que es una cosa muy distinta, nosotros cuidamos la secrecía para tener la certeza de que nadie puede incidir, ninguna influencia externa que no sea la opinión que se recoge con las encuestas.

"Pero una cosa es la secrecía para evitar que haya alguien que quiera meter alguna presión o influencia y otra es la opacidad, son dos términos con connotaciones muy distintas".

¡¡Ándele pues!!

Según los diccionarios: Opacidad: Falta de claridad o transparencia, especialmente en la gestión pública.

Secrecía: (Aquí copio literal la esplendida explicación de Joel Aguirre A. autor del blog http://losdemoniosdelalengua.blogspot.mx ) Secretismo significa: "Modo de actuar en secreto con respecto a asuntos que debieran manifestarse". La voz secrecía, del inglés secrecy, en México comenzaron a utilizarla algunos políticos priistas hace varios años. De hecho, se convirtió en una de las palabras favoritas tanto del GDF como del gobierno federal a raíz de que la Procuraduría de Justicia del DF divulgara el expediente con la investigación que las autoridades estadounidenses elaboraron sobre el ex secretario de Finanzas capitalino Gustavo Ponce. ‘Se violó el acuerdo de secrecía’, se dijo entonces. Y palabras correctas como secreto o secretismo quedaron relegadas”. Hasta aquí la cita.

Nutriseg-control-temperatura-concretos

Como podemos ver la explicación de Yeidckol sólo fue una metida de pata más con un rollo mareador que trató de tapar el dedazo de su jefe AMLO en favor de su cuasi esclava Claudia y verle la cara tanto a ciudadanos, como a militantes y a los mismos participantes del ejercicio pseudo democrático.

Y tan ridícula y poco clarificadora que fue ésta penosa intervención de la Secretaria General de Morena que no pudo resistir el primer y único embate de Ricardo Monreal en donde exigió a la Comisión Política y al Comité de Encuestas de su partido "corregir los errores" y "enmendar las acciones".

Monreal dijo: "no es una osadía pedir transparencia. No es una osadía ayudar a disminuir la opacidad y parcialidad. No es una osadía un poco de autocrítica sobre las acciones y decisiones tomadas. No es una osadía corregir los errores, enmendar las acciones incorrectas por la Comisión Política y el Comité de encuestas".

Morena se vió obligado a hacer a un lado el rollo absurdo de Yeidckol y publicar los resultados de la famosa encuesta. Resultados que ahora dejan más dudas que certezas. Sigue siendo un misterio como es que Sheinbaun queda como ganadora de una encuesta en donde de todas las preguntas importantes sale perdedora.

¿Yeidckol y su grupo de matemáticos expertos entenderán claramente lo que significa matemáticas?

Todos saben que Obrador no perdona y el asunto de la "osadía" de Ricardo Monreal  hace muy probable que ahora él de otro brinquito hacia otro partido. Zambrano ya le está abriendo de nuevo las puertas del PRD, falta ver que dice Barrales y equipo que al parecer no les agrada mucho la idea.

Martí Batres se gana como premio de consolación la oferta de Claudia Sheinbaun para ser senador para el 2018-2024, solo falta ver que dice el dedito encuestador del dueño de Morena

Y Claudia Sheinbaun queda marcada una vez más por la opacidad y manejos turbios que se hacen donde quiera que ella está presente defendiendo a su amo.

Ahora sí, los que aseguran que Morena es diferente al PRI ¿qué tienen que decir?

 

@EnriqueDavilaV