Diez millones

Recuento de los daños: Estado de México

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En el Estado de México hay un padrón electoral de 11 millones 312 mil 917 electores de los cuales solo votaron poco mas de 6 millones de ciudadanos.

En esta elección para elegir gobernador el INE asignó a los partidos políticos y candidatos independientes un total de 826 millones 368 mil 196 pesos para los gastos de campaña, lo que significó que el tope de gastos fue de 285.5 millones de pesos para cada candidato.

Y sabemos que en un extraño ataque de austeridad, 7 de los candidatos a gobernador decidieron disminuir los gastos de campaña en un 50% siendo el candidato del PT el único que no aceptó la tan generosa disminución del tope de campaña.

Pero aquí lo sorprendente no es que el candidato del PT no haya aceptado, su argumento era que al no existir alguna sanción si no se cumplía con esa propuesta, la misma era "letra muerta", lo sorprendente es que el PRI lo haya aceptado y además lo haya firmado, pero es más sorprendente que los otros partidos que también aceptaron dicha propuesta hayan caído como niños en semejante juego.

Me explico. La idea de reducir los topes de campaña es una buena y bien vista por la ciudadanía, el despilfarro irracional que se hace en las campañas es verdaderamente insultante ¿pero por qué razón el PRI, tan dócil, aceptó esta propuesta cuando más necesitaba todos los recursos para ganar la elección de un estado que es la joya de la corona del PRI y a decir de muchos definitorio para la elección del 2018?

Es muy simple de explicar. El PRI poco antes de la campaña, utilizando toda su estructura de poder con visitas de secretarios de estado y del propio Presidente de la República ya se había gastado mucho más de lo establecido en el tope de campaña.

El PRI visito las comunidades más pobres y repartió miles de tarjetas en las cuales se abonarían en unos casos $2,000.00 pesos y en otros $2,500.00 pesos, que se podrían cobrar una vez que el candidato del PRI ganara la elección, un truco sucio en el cual misteriosamente cayeron los otros partidos y lo dejaron pasar.

Ver "Gobierno del Edomex entrega tarjetas con 2 mil pesos, denuncia el PRD" (http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/gobierno-del-edomex-entrega-tarjetas-con-mil-pesos-denuncia-el-prd.html)

"Morena pide medidas cautelares al INE para tarjeta 'La efectiva'" (http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/morena-pide-medidas-cautelares-al-ine-para-tarjeta-la-efectiva.html)

Y como un seguro adicional, el PRI con mucha anterioridad en el INE ya había capturado una oficina que es vital para sus planes, la Comisión de Fiscalización, que es la encargada de auditar la contabilidad y documentación soporte que presentan los partidos políticos de sus gastos de pre campaña y campaña de acuerdo a lo establecido en el Artículo 199 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE) y el  Artículo 72 del Reglamento Interior del Instituto Nacional Electoral ¿Cómo es que capturó esta oficina el PRI? ¿usted recuerda el caso de corrupción presidencial mas difundido de la historia? ¿recuerda la Casa Blanca de la esposa de Peña Nieto? ¿Recuerda quién fue el que terminó exonerando al presidente y a su esposa? Si, Virgilio Andrade hizo esa tarea.

Pues bien, el hermano de Virgilio es Enrique Andrade y es este otro connotado priista el encargado de revisar las cuentas de todos los partidos incluidas las del PRI, luego entonces la posibilidad de que el PRI sea fiscalizado con todo rigor es muy escasa y, para simular, Enrique Andrade dice que fiscalizará a todos los partidos por igual como si fuera más importante fiscalizar mas al PES que al PRI.

Por ahí dicen que Virgilio es más inteligente que su hermano Enrique, así que mídale el agua a los camotes.

A esta "casual" coincidencia súmele usted que el castigo a los infractores es un camino muy tortuoso el que hay que seguir pues es muy conocida la falta de coordinación del INE con la FEPADE de la PGR.

Así que como usted puede imaginar el argumento que los partidos de oposición esgrimen de que el PRI, para variar, gastó mucho más de lo establecido en el INE, lo cual es una causal de nulidad, va a ser una tarea difícil de probar.

No vamos a reseñar aquí las 72 impugnaciones que los partidos de oposición han interpuesto para lograr la nulidad de la elección que van desde las muy conocidas y "tradicionales" acarreos, relleno y robo de urnas hasta el caso de las tarjetas pagaderas a futuro, pero si me gustaría preguntarle si ¿todos estos actos delictivos del tricolor fueron suficientes para que ganara Del Mazo? o ¿existe algo más que facilitó el triunfo de un partido que todo mundo daba por muerto?

Los presidentes de los partidos de oposición y sus mismos candidatos no se cansan de afirmar de que la elección se perdió gracias a las truculencias del PRI, pero lo cierto es que las manifestaciones orales de los principales contendientes de oposición el PAN y el PRD parecen más un intento desesperado de tapar el ojo al macho con un discurso engaña bobos en donde manifiestan que el desempeño partidario en la elección del Estado de México fue ejemplar, pero los números muestran una geografía muy diferente a la que se empecinan en tratar de vender.

En primer lugar tenemos una evidencia que es demoledora por sí misma y son los resultados electorales de la pasada elección en donde los votos adquiridos para el PRD y el PAN los colocaron como la tercera y cuarta fuerzas políticas en el estado.

El discurso en boca de los dirigentes partidarios de que tanto Juan Zepeda como Josefina Vázquez Mota fue de los mejores, queda en entre dicho si analizamos las últimas cuatro elecciones para gobernador del Estado de México.

 

Tabla 1. Resultados Elecciones Estatales para Gobernador en el Estado de México 1999-2017

 Partidos y sus Alianzas

1999

2005

2011

2017

 Diferencia
2011-2017

PAN

1'146,071

34.31%

936,615

24.74%

598,045

12.28%

685,483

11.28%

87,438

14.62%

PRI

1'371,564

41.06%

1'801,530

47.59%

3'018,588

61.97%

2'048,341

33.69%

-970,247

-32.14%

PRD

710,500

21.27%

918,347

24.26%

1'020,857

20.96%

1'087,707

17.89%

66,850

6.55%

Morena

 

 

 

 

 

 

1'944,998

31.99%

1'944,998

 

Independ.

 

 

.

 

 

 

130,608

2.15%

130,608

 

Otros

112,043

3.35%

129,295

3.42%

233,805

4.80%

182,376

3.00%

-51,429

-22.00%

Total de votos

3'340,178

 

3'785,787

 

4'871,295

 

6'079,513

 

1'208,218

24.80%

 

Los aparentes progresos de los partidos PAN y PRD en conjunto con sus alianzas que parecen ser muy modestos, raquíticos, desaparecen si hacemos la lectura de los resultados de las elecciones desde otro punto de vista.

Si el lector observa los votos obtenidos de cada partido en la Tabla 1 y fija su atención en el renglón del PAN observará  que de la elección de 1999 a la elección de este año (2017) la caída en la captación de votos es verdaderamente acentuada, el PAN ha perdido elección tras elección un total de 460,588 votos.

Pero lo verdaderamente trágico es que el resultado de esta elección pone al PAN en un retroceso real de 30 años, pues el porcentaje de votos obtenidos es el mismo que se obtuvo en la elección para gobernador de 1987 en la cual el candidato por el PAN fue Javier Paz Zarza y que alcanzó el 11.3% del total de la votación, con la enorme diferencia de que en aquel lejano entonces los candidatos del PAN no recibían financiamiento oficial, las campañas eran sufragadas con escasos donativos y principalmente con recursos salidos del patrimonio familiar del candidato.

Otra perla es que el PAN, cuando era presidente estatal Ulises Ramírez, subió el padrón de 4,800 militantes a 42,000, dicho de otra manera el padrón del Estado de México creció un 875%, este sorpresivo crecimiento llama mucho la atención porque Francisco Garate con un padrón de militantes de 4,800 obtuvo la votación más alta de la historia del PAN en una elección de gobernador en el Estado de México, mientras que Ulises Ramírez con un padrón mucho más abultado perdió votos de manera sistemática desde que él y su gente controlan la estructura estatal del PAN.

Para el PRD, si vemos los resultados de la tabla 1 podemos ver que el famoso desempeño excepcional que la dirigencia del PRD quiere adjudicarle a Juan Zepeda, no es más que retórica que quiere disfrazar un desempeño electoral mediocre que medido en función del porcentaje de votos obtenidos, muestra una caída constante en el porcentaje de votos obtenidos por elección que caen del 24.26% en el 2005 al 17.89% en el 2017.

Con Morena la historia es muy diferente, las estimaciones pre electorales le daban a Morena una participación de votos entre el 15 y 17% pero al final la participación real fue de 31.99% ¿a qué se debió semejante avance que deja a Morena como la segunda fuerza política en el Estado de México? Muy simple, sume usted los votos que perdió el PAN más los que perdió el PRD y sume la enorme pérdida de votos del PRI y encontrará la razón de ese crecimiento.

El PRI es el gran perdedor pero se aseguró de que los votos que sabía que perdería no los recibiera el PRD, quien realmente si tenía posibilidades de ganar si hacia alianza con el PAN y capturaban entre los dos partidos los votos que perdería el PRI

¿Dónde quedan los famosos desempeños excepcionales?

Un destacado panista me comentó, "los directivos estatales de los partidos de oposición PRD, PT, PAN, etc. ven más redituable defender las migajas que les dejan las elecciones perdidas, que realmente tratar de ampliar la base de militantes reales y no ficticios".

 

@EnriqueDavilaV