Diez millones
Nutriseg-control-temperatura-concretos

Graco vs. Blanco

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En medio de dimes y diretes que podrían parecer "pintorescos" se lleva a cabo en el Estado de Morelos una batalla entre el Presidente Municipal de Cuernavaca y el Gobernador del Estado.

La discusión se enmarca ahora con el asesinato de la Alcalde del municipio de Temixco, Gisela Mota Ocampo, que a 24 horas de haber tomado posesión de su cargo fue ultimada en el interior de su casa y frente a su familia por un comando del crimen organizado.

Se dice que una de las líneas de investigación, es que la nueva Alcaldesa se negó a pagar derecho de piso al grupo delincuencial.

El municipio de Temixco colinda con el municipio de Cuernavaca.

El desencuentro entre el gobernador Graco Ramírez y Cuauhtémoc Blanco tiene como tema principal el control de las fuerzas de Seguridad del Estado, el Mando Único.

Mientras que el Gobernador pretende establecer el Mando Único Policial, el ex futbolista quiere tener el control de las fuerzas del orden de su municipio.

Así las cosas, Blanco, que tomó posesión como Alcalde el 1 de enero del 2016,  se negaba a ratificar el acuerdo de Mando Único Policial y el gobernador en consecuencia retiró los apoyos estatales en cuanto a la seguridad y la capital de Morelos se quedó sin 121 policías estatales, 15 motocicletas, 40 patrullas, 248 armas y 186 radios de comunicación conectados al C5.

Cuernavaca quedo sólo con la policía municipal (700 elementos) que en su gran mayoría trabaja desarmada y pocos elementos con armas cortas y comunicándose entre sí vía WhatsApp.

En esta polarización de puntos de vista el asesinato de la alcaldesa viene a incrementar el desencuentro.

El día 2 de enero a las 7:30 horas de la mañana la ex diputada Gisela Mota es asesinada en su casa y a las 8:59 el Gobernador Graco Ramírez anuncia vía Twitter que los responsables fueron detenidos.

Según se informa, los responsables del homicidio lograron ser detenidos gracias a un gran operativo del Mando Único Policial.

Graco Ramírez anuncia el día 3 de enero que por medio de un decreto tomará el control de la seguridad en 15 municipios en los que se incluyen Cuernavaca y Tlaquiltenango, cuyos alcaldes rechazaron signar el convenio del Mando Único.

Por la madrugada fuerzas del Mando Único Policial toman el control de la Policía Municipal de Cuernavaca.

Durante la entrevista que el gobernador Graco Ramírez dio a Primero Noticias, durante la mañana del lunes 4 de enero se le preguntó las razones por las que el futbolista y ahora alcalde Cuauhtémoc Blanco rechaza el modelo de Mando Único en el Municipio de Cuernavaca, a lo que el gobernador contestó:

“Yo creo que detrás de algunas gentes de este deportista, muy reconocido, pues hay gente que quería aprovechar la circunstancia de su inexperiencia política pues para poder volver aquí… no van a volver, no van a entrar y no van a estar aquí”.

Cuando se le pidió que especificara a que personas se refería dijo:

“Sabemos que hay un personaje que tuvo aquí el privilegio de controlar en muchos sentidos, bajo la figura empresarial, con artistas etcétera, haciendo palenques... pero vinculado a los que son los Guerreros Unidos”.

Durante la misma entrevista el gobernador Graco Ramírez expresó que en una comunicación con el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco le dijo el nombre de la persona que mantenía nexos con el crimen organizado pero él nuevo alcalde de Cuernavaca le dijo que él podía resolver el problema.

“Le dije con claridad y le dije el nombre de quién estaba detrás de esto y que él estaba permitiendo con esta actitud que se volviera a instalar aquí este grupo delincuencial que representa este personaje (…) Y él me dijo que quien estuviera en contra de él y de su política les iba a romper la madre”.

Para no quedarse atrás el ex americanista en conferencia de prensa el día de hoy (4 de enero acompañado por su gabinete y su Secretario de Seguridad Pública Municipal, ,dijo tener miedo:

“Sí tengo miedo de que le pase algo a mi familia y a la gente que está aquí, pero tengo los pantalones bien puestos y como esto vamos a seguir adelante”.

Carlos de la Rosa, Secretario de Seguridad Pública nombrado por Blanco, declaró que la ocupación de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal se llevó a cabo en la madrugada por elementos del Mando Único, la Gendarmería y la PGR.

Cuauhtémoc Blanco expresó que se le hace increíble que él nombre al secretario y después lo saquen a patadas.

También dijo que espera que el presidente Enrique Peña Nieto se entere a través de los medios de comunicación  de la situación que se vive en el Municipio de Cuernavaca.

Blanco pidió al gobernador Graco Ramírez tener cuidado con sus declaraciones:

“Nosotros somos personas decentes, usted hizo declaraciones muy fuertes en torno a que había grupos, mi grupo que estaba metido en el narcotráfico, nosotros somos personas muy trabajadoras y muy decentes, nomás aguas señor gobernador con las declaraciones que está haciendo porque son muy fuertes”.

Más tarde en el CEN del PRD en donde recibió el apoyo de la dirigencia y de los gobernadores de su partido, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, afirmó que coinciden tanto el Gobierno Federal como su administración en que grupos del crimen organizado como "Guerreros Unidos" están detrás de la oposición al Mando Único que anuncio el  alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco y dijo que podrían ser investigados.

"Coincidimos tanto el gobierno estatal como federal de la presencia de estos grupos en la intención de esta coyuntura política de usar actores sin experiencia política para que se conviertan en una causa de los viejos modelos que estaban en manos de la delincuencia".

Graco Ramírez también señaló que al empresario Federico Figueroa, promotor del PSD partido que llevó al poder a Cuauhtémoc Blanco, se le ha vinculado con "Guerreros Unidos" y que es uno de los opositores a la implementación del Mando Único.

"Los que estuvieron en el PRD e intentaron evitar que nosotros lleváramos a cabo este modelo en el PRD se fueron al PRI, estuvieron con la candidata del PRI y ahora están con Cuauhtémoc Blanco en el PSD y esta realidad nos habla de que no es una convicción política".