Diez millones

Asegura López Obrador que si no gana la elección se va la chingada

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Andrés Manuel López Obrador dijo anoche en una reunión con empresarios inmobiliarios que ya se siente cansado y que si en el 2006 había dicho que si perdía se iba “a la chingada, ahora sí”... y quedó grabado.

Fue en un encuentro a puerta cerrada con industriales, algunos de los cuales invirtieron en la Ciudad de México cuando él fue jefe de Gobierno.

Con el micrófono abierto, López Obrador se dirigió a uno de ellos para expresarle en tono que parecía de resignación:

“Tengo más experiencia ahora que antes. Tengo menos vigor, eso sí, porque ya estoy muy cansado, pero yo creo que así va a ser…

“¿Te acuerdas en tu casa cuando dije que si la elección era limpia y libre me iba yo a ir, y si perdía, me iba yo a ir a la chingada? ¿Te acuerdas? Sí, ahora sí”.

Antes, había dicho durante la ronda de preguntas:

“Hay gente que no me conoce, que nunca me ha visto, entonces ando ahora en una labor que le llaman los encuestólogos quitar negativos.

“Yo traía después de 2006, con esa campaña, traía yo un rechazo casi de 40 por ciento. ¡El 40 por ciento! Más que Elba Esther, más que Salinas, porque nadie ha sido tan atacado como yo desde hace muchos años.

“Entonces, poco a poco, y eso porque les fue mal, si les ha ido bien, si hubieran gobernado medianamente, más o menos, el estigma no me lo quito nunca, porque además luego de 2006 le siguieron, porque no era nada más que yo no llegara a la Presidencia, era borrarme, entonces el tiempo, la realidad, nos ha ido dando la razón y eso ha ayudado, pero no ha sido fácil…”

Fue tras esa ronda que AMLO expresó aquello de que “…dije que si la elección era limpia y libre me iba a yo ir, y si perdía, me iba yo a ir a la chingada ¿Te acuerdas? Sí, ahora sí”.

Acto seguido se hizo un silencio. Alguien notó que había grabadoras y el micrófono estaba abierto.

De inmediato apagaron el micrófono, quitaron el sonido y no se escuchó nada más.

Al término de la reunión se le preguntó al tabasqueño sobre lo dicho con los empresarios y él quiso negarlo, pero se le dijo que sus palabras estaban grabadas.

—¿Y eso de que, ahora sí, si pierde se va a ir a la chingada? —se le preguntó a su salida del encuentro con 38 integrantes de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios.

—No, yo no dije eso.

—Está grabado.

—Se supone que era una reunión cerrada, ¿no? —reclamó.

Ante la insistencia, exclamó: “Yo no sé si está en el diccionario de la Real Academia de la Lengua esa palabra, pero yo no la voy a repetir, ¿eh? Públicamente, no”.

También negó estar cansado y que se retiraría después de la contienda del 1 de julio. Señaló estar “bien, de buenas, entero, amoroso, muy contento, feliz, sin odios, sin rencores, buscando que en este país las cosas mejoren”. Al contrario, dijo que después de esa fecha prepararía su gobierno.