Diez millones
Termometros-refrigeracion-avaly-01

Carlos Ramírez Hernández

Engaño de independientes o las dos tortas de Margarita

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Si el espacio político de candidatos independientes se ha ido abriendo con muchos esfuerzos, para algunos parece que se trata sólo de un trámite sin convicciones: Margarita Zavala está buscando la candidatura presidencial para el 2018 dentro del PAN, pero si no la dejan competir con equidad se conformaría con ser independiente.

La noción de las candidaturas independientes es otra; no se trata de asumirla si los partidos no dejan espacios democráticos de competencia. Es decir, el carril de los independientes busca otra forma de hacer política, de buscar representación ciudadana y de ejercer la política para beneficio de ciudadanos.

Leer más...

Engaño de independientes: Castañeda con la plutocracia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Desde que se inventaron los pretextos se acabaron las reputaciones. El problema con los candidatos independientes no radica en que alguien se declare al margen de los partidos y se nomine como aspirante de sí mismo, sino que como siempre ocurre en México la manipulación chotea las posibilidades ciudadanas.

Viejos políticos y figuras que pertenecieron a la clase política y que no alcanzan nominaciones en sus partidos ahora se proyectan como candidatos ciudadanos, cuando en realidad todos los habitantes de la polis somos ciudadanos, incluyendo los candidatos formales de los partidos.

Leer más...

Agenda de la crisis 2016 (4) Reformas económicas, ¿inútiles?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Desde 1979 la larga cadena de reformas económicas se vendieron con el argumento de que el PIB crecería arriba de 5%, pero a lo largo de 36 años y siete sexenios la tasa promedio anual de PIB ha sido de 2.2%.

Por tanto, las reformas sirvieron sólo para mantener el modelo neoliberal de desarrollo en beneficio del mercado y de la acumulación de riqueza privada y no para beneficio de la sociedad. Es decir, que el problema real fue de ideología económica, no de políticas de desarrollo del Estado.

Leer más...

Agenda de la crisis 2016 (3) Inseguridad: el no-Estado nacional

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La crisis del sistema de seguridad pública/interior/nacional estalló en 1976 cuando el presidente López Portillo nombró al sanguinario policía Arturo El Negro Durazo como director de policía y Tránsito del DF y se hizo añicos en 1985 cuando el gobierno decidió desaparecer a la Dirección Federal de Seguridad y a la Dirección de Investigaciones Políticas y Sociales de Gobernación.

Ambas fechas señalan los dos momentos en que las estructuras de seguridad del gobierno y del Estado ya no protegían la seguridad política del Estado frente a la delincuencia, la guerrilla y la insurgencia, sino que se habían aliado al crimen organizado. Las policías política y preventiva se habían fusionado a las bandas criminales.

Leer más...

Agenda de la crisis 2016 (2) Reformas: (sí o no) soltar el poder

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Frente a la presión democratizadora de la sociedad por la vía de la violencia, la movilización o el desprestigio, el sistema/régimen/Estado priista encontró el camino gatopardiano de cambiar para que las cosas sigan igual. La alternancia del 2000 no fue producto de la reforma, sino de la decisión del entonces presidente Zedillo de respetar el voto.

Pero de modo casi automático, toda reforma con posibilidades democratizadoras tuvieron su antídoto inmediato para neutralizarlas. Al final, ese brebaje mágico que ha anulado cualquier intención social reformadora no es más que un bacillus o bacilo priista que genera anticuerpos en el espacio social y anula la dinámica reformadora. Por ejemplo, en 1996 se le dio autonomía total al IFE pero la reforma de 2014 regresó al PRI el control del organismo electoral federal y los estatales.

Leer más...

Secretaría de Cultura: regreso del Echeverría intelectual

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Basado en una de las muchas frases de Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, en el sexenio de Echeverría se acuñó una con mucho sentido político: para encarar la crítica de los intelectuales que venían de los desplegados del 68 se creó el Estado intelectual.

Y el modelo fue exitoso porque giró en torno a dos figuras de mucho consenso intelectual en el periodo 1971-1974: el escritor Carlos Fuentes y el periodista cultural Fernando Benítez, el primero terminó ese sexenio como embajador echeverrista en París y el segundo cayó en el feudo del líder priista Carlos Hank González.

Leer más...

Secretaría de Cultura y el control ideológico del PRI

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Si los legisladores pensaron que la Secretaría de Cultura servirá para promover las artes y el conocimiento, entonces habrán pecado de ingenuidad. La cultura en el sistema político priista es el pensamiento histórico cultural como mecanismo ideológico del PRI. La cultura política es uno de los pilares del control político del Estado priista.

El Conaculta es apenas un indicio. El financiamiento estatal a la creación intelectual se ha convertido en un factor desmotivador a la crítica al sistema político, al régimen de gobierno y al Estado priista. La cultura oficial es parte de la estructura de ideas que definió José Revueltas como el “Estado ideológico total y totalizador” del PRI para controlar conductas políticas sin necesidad de represiones ni exilios. El Estado ideológico es el pensamiento histórico único.

Leer más...

Reforma del DF: para el 2018, no para la capital

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La idea no sólo no es mala sino que será inevitable, pero el problema radica en que se trata de una propuesta del actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, que eludió un debate social más amplio. Y lo peor radica en el hecho de que las reformas incluidas en nada resuelven los problemas de la ciudad, pero sí la convierten en un botín político.

Ya ahora la reforma es una moneda de cambio en el Congreso: el PRI y el PAN la apoyarían a cambio de que el PRD a su vez vote por alguna ley priista o panista. Los ciudadanos que habitan el Distrito Federal ignoran casi en su totalidad los cambios que contiene la reforma.

Leer más...