Diez millones
Nutriseg-termometro-cooper-1246-02c

Criticar a López

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Hay dos facetas en este asunto, pues por un lado es válido ejercer la crítica a un personaje público –siempre y cuando esté sustentada–, pero por otro lado la existencia de defensores del mismo hace difícil este tipo de ejercicios debido a la manera en que responden en lugar del aludido. En tiempos en que se puede hacer de todo en los medios de comunicación y en las redes sociales, la crítica enfrenta ya demasiados obstáculos.

De bots y pejezombies

La crítica en estos tiempos es algo complicado de ejercer. Necesaria para orientar a la opinión pública, en muchas ocasiones es utilizada como un arma en contra de ciertos personajes políticos, difundida por los adversarios y como una manera de magnificar los aspectos negativos de algún candidato o gobernante.

            Este hecho hace que el público no tenga la información completa, pues si solo se le da un lado de la moneda, su juicio estará sesgado hacia una faceta del personaje en cuestión, cuando se debe valorar en su integridad al mismo.

            Pero también hay quien responde con intolerancia a todo lo que se le señala, incluso rodeándose de incondicionales quienes responden a la menor mención negativa, rechazando todo lo que sea crítico. Por supuesto que en este particular pueden existir algunas personas que estén convencidas de que hacen lo correcto, a la par de algunos infiltrados que traten de generar la imagen de intolerante para que el público se queda con una impresión pésima de quien está en estas circunstancias.

            Si hablamos de Andrés Manuel López Obrador, el asunto se hace más complejo por las múltiples facetas de este asunto. Líder en las encuestas, excandidato presidencial, exjefe de gobierno de la Ciudad de México, expresidente del PRD y actual dirigente nacional de Morena, el también aspirante a ser candidato presidencial en 2018 es un personaje político que suscita lo mismo admiración que odio entre la ciudadanía.

            Criticarlo es un asunto especial, tanto por la propia habilidad del tabasqueño para aprovechar cualquier mención que se haga de él, como por la cantidad de defensores que tiene. Esto es especialmente visible en las páginas de Internet de diarios nacionales, espacio en que se permiten comentarios de los lectores, quienes repiten argumentos similares a quien critique al líder de Morena: periodistas vendidos que responden a una campaña de desprestigio, así como articulistas o columnistas que solo acatan las órdenes de quienes desean verlo fuera de la contienda electoral.

            El problema es que esto no es cierto en el 100% de los casos –claro que hay quienes escriben por consigna, pero no es la generalidad–, además de que se dan casos de columnistas que critican por igual a los gobernantes emanados del PRI, del PRD, del PAN o de cualquier fuerza política.

            Así, la defensa del tabasqueño hecha a partir de respuestas –que no argumentos– como “prensa vendida” o recurrir a insultos para tratar de acallar la crítica, parece más una estrategia de los enemigos de López Obrador que de verdaderos seguidores suyos.

            Lo llamativo es que el aspirante a la candidatura presidencial no haya notado que uno de los flancos que tiene abierto en la opinión pública es este, pues la inacción en este campo puede llevar a pensar que o está de acuerdo o alguien le esconde este tipo de datos.

            Y aquí vuelve el tema que planteamos al principio de esta colaboración, acerca de si se puede criticar o no a López Obrador. Como personaje público, y en el eventual caso de que ganara la elección del 2018, debe estar sujeto al escrutinio público. Si sus seguidores van a decidir quién puede hacerlo o van a contestar las críticas y él avala esto, tengan casi por seguro que no ganará los comicios del año entrante, pero si acepta la crítica y responde con argumentos los señalamientos, reconociendo incluso sus errores, tendrá casi un pie en Los Pinos.

            Otro aspecto que debemos mencionar, es que si alguien comenta algún aspecto positivo acerca del tabasqueño –como ha sido el caso de quien esto escribe con relación a que será el rival a vencer en 2018–, ninguno de sus seguidores reconoce –ya no digan una felicitación– lo escrito, pero si se comenta algún aspecto negativo de su carrera, los insultos no se hacen esperar.

Nutriseg-control-temperatura-compostas

            En momentos en que la ciudadanía está inconforme con el actual sistema de partidos, aspectos como el comentado en estas líneas no abona a que se promueva la participación ciudadana en los asuntos públicos.

            Las campañas que están iniciando nos darán más muestras de este tipo de cosas.

Del tintero

En algunos países de medio oriente, la pena por robar es la pérdida de un miembro –la mano en primera instancia–, de lo que se ha dicho que, si en México se aplica esta condena, tendríamos a buena parte de nuestra clase política manca, ¿usted que cree que pasaría?

 

@AReyesVigueras