Diez millones

Se acaban los temas de campaña

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

En el Estado de México, en las campañas para renovar la gubernatura de la entidad, los candidatos hacen énfasis en el tema de seguridad, que es el que más preocupa a los ciudadanos, al igual que sucede en Veracruz, Coahuila o Nayarit, entidades que también tendrán elecciones este año. Esto refleja que estamos mal en lo que se refiere a seguridad pública o que se están acabando los temas para abordar en una campaña electoral.

Agenda vacía

Una campaña electoral sirve de ocasión para abordar los temas que más interesan a la ciudadanía, pero además de la obviedad que esto representa, también sirve para que el público atienda las propuestas de algún candidato acerca de un asunto que no estaba en sus prioridades. Esto ha sucedido en otras ocasiones en que un abanderado ha sabido presentar un tema y atraer a los votantes a su discusión para ganar el voto, sin que esto represente que está abordando la agenda ciudadana.

            Ahora, en las campañas estatales, el tema de seguridad es uno de los más mencionados por los candidatos. Así debe ser pues se trata de una de las mayores preocupaciones de la ciudadanía, por lo que los candidatos buscarán el voto con base en las propuestas que presentarán en este sentido.

            Pero también, si se mira con detenimiento esta cuestión, hay algo que muestra que algunos partidos y sus representantes no han hecho la tarea. Acudir a los temas que interesan a la gente es el camino fácil para armar una campaña, pero no representa el mejor camino para obtener el voto; por una parte, la oposición podrá recurrir a lo dicho por el candidato oficial en la materia para contrastarlo con lo hecho por la administración de su mismo partido y mostrar a ambos como ineficaces, algo que próximamente podremos apreciar en el Estado de México.

            Por otra parte, recurrir al mismo tema que los demás candidatos puede provocar que la ciudadanía no repare en las diferencias propositivas de los partidos y vote dependiendo de otros factores; asimismo, el elector puede considerar no acudir a las urnas al oír discursos parecidos en cada evento proselitista.

            Al considerar que una elección se puede ganar con una diferencia pequeña, como sucede en México desde hace tiempo, la necesidad de encontrar diferencias que atraigan a los votantes se hace cada vez más importante. Aquí entra la inclusión del tema de la campaña, un asunto que identifique al candidato con una necesidad que, incluso, el ciudadano no sepa que tiene, pero con la cual se puede sentir reconocido y otorgar su voto a quien le ofrezca una solución.

            Fue algo que hizo en 2006 Felipe Calderón al mostrarse como el “presidente del empleo” –algo que no cumplió, pero que es materia de otro comentario–, lo que ayudó a acercarse al candidato puntero y ganar los comicios de ese año.

            Que los candidatos a gobernador en el Estado de México se centren en la seguridad pública, no hace sino confirmar que, aunque busquen responder las inquietudes de los habitantes de la entidad, carecen de propuestas integrales que ayuden a solucionar este tipo de problemas, pues colocar más cámaras de vigilancia sin mencionar qué impacto tendrá esta medida en las finanzas públicas, se puede considerar como demagogia.

            Las campañas para renovar tres gubernaturas están mostrando que las ideas en los candidatos y sus equipos se están agotando en los caminos fáciles. Las estrategias dependen más de la movilización de la clientela electoral, que de la plataforma política o del ideario del partido.

            Lo que veremos en esta ocasión es parte de la vieja costumbre de apostar por el voto duro y no hacer el esfuerzo por conocer a los distintos tipos de electores que existen, para comunicar una serie de propuestas que atraigan sus simpatías hacia el candidato que busca sus sufragios.

Nutriseg-termometro-cooper-1246-02c

            Y también podría ser un adelanto de lo que nos espera en 2018, en donde las campañas de los partidos se centrarán en temas que se han venido discutiendo desde hacer años, sin ninguna innovación o sin considerar el mosaico social que existe en el país.

            Es por lo anterior, que para muchos las campañas son algo aburrido y sin importancia, pues si estas van a abordar temas ya conocidos con soluciones poco originales o que se parecen a las que ofrecen otros abanderados, lo más seguro es que el ciudadano se quede en su casa el día de la elección.

Del tintero

Parece que Felipe Calderón ha decidido seguir el camino de la confrontación con los usuarios de Twitter que son seguidores de López Obrador. Recientemente les pidió serenarse ante la posición que su líder ocupa en las recientes encuestas, lo que podría ser una muestra de cómo se va a comportar en esta época electoral. Si eso ayudará o no a Margarita Zavala, es una cuestión que analizaremos pronto en este espacio.

 

@AReyesVigueras