Diez millones

Elecciones 2018: ni a cual irle

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Las precampañas que terminan, también han dado espacio para denuncias en contra de los aspirantes a convertirse en candidatos presidenciales, lo cual permite al elector –al menos en teoría– evaluar estos hechos para decidir su voto, aún y cuando algunos personajes en medios y redes sociales sólo exhiban las acusaciones y no la defensa de los aludidos.

Decidir para votar

La temporada de precampañas ha servido para que algunos aspirantes aumenten su nivel de conocimiento entre la población, pero también para que reciban acusaciones sobre actitudes o hechos pasados o presentes, un terma que sin duda va a influir en el ánimo de los electores.

            Empezó la feria de denuncias con los señalamientos en contra de José Antonio Meade por ser, de acuerdo a lo dicho en medios y redes sociales, el padre de los “gasolinazos”, algo que con toda seguridad tiene enojada a la opinión pública.

            Si bien el exfuncionario se defendió de esto, parece que en el balance final queda a deber.

            Luego tuvimos la denuncia de Pedro Ferriz de Con respecto a la venta de firmas para los aspirantes independientes, a razón de 8 pesos por cada una en una base de datos con un millón de ellas. Si bien la demanda no ha prosperado y, de acuerdo al INE, se sigue investigando, este tema pegó en quienes aspiran a aparecer en la boleta electoral.

            La última encuesta de El Financiero muestra que la aspirante a candidata independiente mejor posicionada cuenta con el 7% de las preferencias electorales, además de que de diciembre a la fecha bajaron los porcentajes de este grupo.

            A continuación se dio a conocer una maniobra en Querétaro con una fundación ligada al Partido Acción Nacional que involucra a Ricardo Anaya. Al parecer, según la información que presentó Proceso, dicha fundación compró un inmueble en un millón de pesos y lo vendió en 7, por lo que no queda claro que sucedió con las ganancias.

            Anaya contestó que al momento de la transacción, él ya no formaba parte de la fundación, pero como lo importante es acusar y no dar espacio a todas las voces, de inmediato se dio el linchamiento que ahora tiene al precandidato de Por México al Frente con un porcentaje de negativos en las encuestas similar a los de López Obrador.

            Y ya que hablamos del tabasqueño, un artículo en Reforma de Jesús Silva Herzog Márquez desató la furia del aspirante a Morena, quien acusó al académico de… ser parte de la mafia en el poder, eso sí, sin rebatirle alguno de los argumentos que utilizó el articulista para calificar al líder de la alianza Juntos haremos historia de oportunista, por aceptar a militantes de otros partidos que buscan una candidatura.

            La respuesta vía Twiiter del precandidato morenista, quien luego siguió contra Enrique Krauze su andanada de descalificaciones, trajó al 2018 la imagen que muchos ciudadanos tenían de López Obrador como un candidato intolerante y que no permite ninguna crítica en su contra.

Nutriseg-control-temperatura-compostas

            Otro episodio que no ayuda mucho a su causa, es la respuesta de algunos de sus seguidores, como el tweet de John Ackerman de que si no gana su asesorado las elecciones este año “va a haber chingadazos”, un argumento propio de cualquier delincuente y no de un prestigiado académico como Ackerman –o al menos eso pensaría uno.

            Asimismo, ante la columna de Raymundo Rivapalacio que muestra como Morena está dominada por la dinastía López Obrador, mostrando los papeles que desempeñan sus tres hijos mayores en dicho partido, también en Twitter Federico Arreola cuestionó la información, a lo que Rivapalacio contestó que se trata de un tema político y que no es una intromisión al ámbito privado del precandidato.

            Es claro que para los seguidores de algún aspirante –en especial los fanáticos, que los hay en todos los partidos–, este tipo de acusaciones no servirán para modificar el sentido de su voto, pero lo interesante es saber si para quienes aún no han decidido como marcarán la boleta electoral, este tipo de información ayudará en la toma de decisiones.

            También es importante conocer las respuestas de los aludidos, pues si Meade consigue aclarar lo que sucedió con el “gasolinazo”, Anaya con la Fundación en Querétaro, López Obrador muestra una faceta más conciliadora y dialogante y los independientes que no recurrieron a firmas falsas, todo esto deberá ser tomado en cuenta por los votantes para definir su preferencia para el 1 de julio próximo.

            La información sesgada o los medios que se han creado recientemente, en especial en Internet, que sólo difunden una parte de la historia, de poco ayudarán a que el voto deje de ser un instrumento de cambio por dinero o algo que se evalúa más con el hígado que con el cerebro.

            Lo malo es que en las actuales condiciones la conclusión es que en estas precampañas, ni a cual irle.

 

Del tintero

Hay quien piensa que este tipo de noticias, lejos de dañar al aludido le ayudan a darse a conocer entre la población, por lo que para muchos son bienvenidas las acusaciones. Habrá que ver si es cierto.

@AReyesVigueras