Diez millones
Nutriseg-control-temperatura-compostas

Los independientes

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El registro de aspirantes a convertirse en candidatos independientes a la presidencia de México, pues obtendrán el registro al reunir 870 mil firmas ciudadanas, nos muestra varios puntos para analizar. Que sean cerca de 15 las personas que buscan participar por esta vía en los comicios del año próximo y los nombres que aparecen para hacer el trámite, es muestra que nada está escrito respecto al proceso electoral 2018.

Sin partido

No hay duda de que el fenómeno de las candidaturas independientes llegó para quedarse en el país. El haber obtenido triunfos desde 2015, año en el que irrumpieron en el escenario político, nos muestra que el ciudadano tomó en cuenta estas nuevas opciones en la votación, aunque en los recientes comicios –como los que hubo para renovar gubernaturas como en el Estado de México—, no figurarán en la competencia real.

Ahora, se abre un nuevo capítulo para quienes buscan participar en las elecciones 2018 bajo esta figura. Algunos rasgos de la manera en que, en esta oportunidad, se presentan los registros de los aspirantes sin partido nos debe hacer reflexionar.

En primera instancia, el número de aspirantes. La idea de formar un bloque para postular a un solo candidato no se pudo concretar, pues al tratarse de un movimiento tan grande y disperso, además de las personalidades que participan en este proceso, fue imposible armonizar agendas y deseos para alcanzar esta meta.

Asimismo, la falta de un liderazgo claro que ayudara a crear una plataforma común, puede ser un elemento que adelante las posibilidades de quienes buscan participar en la contienda electoral del año entrante.

También hay que hablar de las motivaciones. Hay de independientes a "independientes", pues en el caso de María de Jesús Patricio, representante indígena, se puede hablar de auténtica independencia, pues no participarán en su campaña partidos, ni se busca continuar con una carrera política, como en otros casos.

A diferencia de lo comentado en el párrafo anterior, hay que revisar la oferta de otros abanderados sin partido —al menos al momento de buscar el registro—, para entender por qué buscan ingresar a este tipo de competencias.

Es claro que Jaime Rodríguez Calderón, el popular Bronco, es un político tradicional, formado en un partido, que vive de la política, incluso con acciones que pueden llegar a contradecir su discurso —como que el "chapulineo" es inmoral—, para buscar el siguiente peldaño en su carrera.

Podrá hacer campaña, basado en su popularidad o carisma, pero dudo que llene las expectativas de los electores que buscan un cambio.

Un caso similar lo representa Margarita Zavala de Calderón, quien militó por más de 30 años en un partido, cuyas propuestas e ideología dijo defender, mismas que pondría en práctica en caso de ganar. ¿Esto es lo que busca un ciudadano cansado de los partidos?

Quizá Margarita Zavala Gómez del Campo —de manera similar a Rodriguez Calderón—, piense que popularidad y carisma son suficientes para ganar una elección, pues ha mostrado recursos suficientes para recorrer el país y estar en posibilidades de arrancar una campaña electoral, aunque su oferta política sea pobre y su equipo se haya formado en lo que muchos llaman el calderonismo.

Llama la atención que su equipo apueste a los escándalos generados por la manera en que algunos de sus contrincantes se refieren a ella. Las quejas, en este sentido, por decir que es la "esposa de Felipe Calderón", no se han hecho esperar, aunque no se incurra en una mentira. Otro detalle, es cuando algún medio señala, a manera de referencia, que es "exprimera dama", pero como apuntó el columnista Julio Hernández en Twitter, ¿de qué otra forma pueden hablar de ella?

Nutriseg-control-temperatura-compostas

Así, la independencia es un valor que los ciudadanos buscan en los futuros candidatos presidenciales. Quien piense que por salirse de un partido ya se cumple con el requisito, puede equivocarse, pues los electores ya no desean más políticos interesados en continuar sus respectivas carreras, aún renunciando a las fuerzas políticas en las que se formaron y de las que fueron parte por décadas, sino personas que hagan las cosas de manera distinta y jubilen a la clase política que ha demostrado su ineficiencia.

Quizá sería conveniente retirar el término independiente de este tipo de candidaturas, para referirse a ellas simplemente como sin partido, pues en muchos casos lo único que diferencia a Zavala, el Bronco, o Ríos Piter de abanderados como López Obrador o quien resulte postulado por el PRI u otras formaciones, son que participan en las campañas sin siglas.

Lo único claro, hasta el momento, es que si usted quiere votar por un independiente, ahí tiene a Marychuy.

Del tintero

Es curioso que a Margarita Zavala la defiendan de la misoginia por aquellos que la llaman "esposa de Calderón", pero esperemos que también defiendan a Felipe, si es que ella gana, si se refieren a él como el "esposo de Margarita".

 

@AReyesVigueras