Diez millones

El regreso del tapado

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por las menciones que se han dado y la manera en que el tema regresa a los espacios de opinión no hay duda, el “tapado” –esa mítica figura que creíamos muerta–, ha regresado a la escena política nacional. Al menos eso se desprende de los saldos de la XXII Asamblea Nacional del PRI, evento que hizo que algunos se preguntaran si se había dado el famoso destape, es decir el acto mediante el cual se daba a conocer el nombre del candidato presidencial tricolor.

Jugando al futurismo

Es claro que el tapado sigue vigente como una de las prácticas más arraigadas en el priismo y que Enrique Peña Nieto gusta de seguir con las tradiciones tricolores. Lo que se apreció en la pasada Asamblea del PRI fue claro en este sentido, pues los cambios a sus estatutos no sólo generaron una buena cantidad de especulaciones acerca de los posibles candidatos a ser designados por el dedo presidencial, además de que quedo más que claro que el tapado sigue vigente, al menos entre los priístas.

En tanto que en Morena, López Obrador es el indiscutido aspirante que se convertirá en candidato en 2018 y que en el PAN y el PRD se debate acerca de si habrá un Frente Amplio o si se elegirá a un abanderado a través de un método por acordar, pero con aspirantes definidos, en el PRI la incertidumbre que provoca la toma de posición de un solo elector hace que se vuelva a la figura del candidato encapuchado de quien se desconoce su identidad.

Esto también ha regresado al ámbito político doméstico un pasatiempo favorito de los analistas de café –y de uno que otro usuario de redes sociales que se autonombra como analista o periodista–, el futurismo, en el cual las señales, posturas, cercanías, frases y demás son revisadas a fin de encontrar una pista para desentrañar el sentido de la decisión que el gran elector tomará, si es que no lo ha hecho ya.

Así, el análisis político serio es reemplazado por una especia de juego de “me late” electoral, pues las certezas o los datos duros son reemplazados por la ocurrencia, la especulación o el rumor.

En este sentido, vale más un chisme, un rumor, la frase atribuida a “alguien” o a “por ahí”, que la declaración o los elementos que se conjugan en un análisis serio.

La Asamblea del PRI fue rica en esos menesteres y no faltó quien comenzará a interpretar lo sucedido. De esta forma, si se quitaron los candados para que cualquier ciudadano pudiera ser candidato presidencial, esto es señal de que el agraciado será José Antonio Meade, pues también es cercano a Videgaray y mantendrá el proyecto de Peña Nieto, en especial en cuanto a las reformas estructurales.

Pero un momento, exclama otro analista, para dirigir la atención a Aurelio Nuño, pues él también es beneficiario del fin de los candados estatutarios, y también es cercano a Videgaray, es bien visto por Peña, además de que tiene el apoyo de Salinas de Gortari.

Nutriseg-control-temperatura-concretos

Y que me dicen de Enrique Ochoa Reza, quien ha dado la batalla al frente del PRI, es joven y puede dar la pelea en una elección en la que hay que enfrentar a los candidatos de la oposición en el debate de campaña.

Pero también hay quien ofrece otra interpretación, pidiendo que no olviden que todavía Osorio Chong aparece en las encuestas, que Enrique de la Madrid conversó con el presidente 45 minutos en el avión Morelos, que Narro Robles es considerado el Bernie Sanders mexicano y no hay que darlo por muerto y que también en dicha categoría se debe colocar a Luis Videgaray.

En este enredo, también hay que considerar aquellas versiones que apuntan a que la decisión ya fue tomada, que se le comunicó al elegido, pero que el secreto se mantendrá hasta el momento oportuno, por lo que todo el espectáculo que vimos en la Asamblea tricolor es para desviar la atención y quitarle presión al tapado.

Así que, estimado lector, puede elegir a versión que más le agrade y añadirle los elementos que considere convenientes para elaborar su quiniela.

Lo que no cabe en este mar de especulaciones, es que el tema atrajo la atención hacia el PRI, pero por poco tiempo debido a la revelación de los pagos que Odebrecht hizo al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, algo que pega directamente en el equipo cercano al titular del Ejecutivo Federal.

Lo único que podemos asegurar, es que el proceso de elección del candidato presidencial del tricolor se ha complicado por las medidas tomadas en la Asamblea y que, sea el resultado que sea, será cuestionado tanto al interior como al exterior.

Y es que parece que en dicho partido no han entendido que el tiempo del tapado y de los rituales asociados a esta práctica tricolor, no son compatibles con el México del siglo XXI.

Del tintero

En este escenario, es necesario consignar que también se afirma que la práctica del dedazo se está copiando en otros partidos, como el PAN, en el cual Ricardo Anaya buscaría autodesignarse candidato presidencial. El único problema es que la memoria del mexicano es tan corta, que si surge otro abanderado del blanquiazul, pocos se acordarán del error.

 

@AReyesVigueras