Diez millones

Artículos Archivados

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En este proceso electoral cada día más personas se polarizan, cada día más personas se confunden y entran en pánico escénico por la decisión que deben tomar. Es una decisión que no solo tendrá consecuencias por 6 años, tendrá consecuencias más tiempo. Pero no sólo por el voto que se emita para Presidente de México, también es importante el voto que se dará para elegir a los miembros del Congreso de la Unión, muy importante para definir qué tipo de gobernadores y Diputados Locales queremos y en los estados con elección para Ayuntamientos ni se diga la importancia de la definición.

Somos por determinación “propia” una República, somos Federación y nos rige la libertad y la democracia. Eso está en la letra de nuestra Carta Magna. La realidad está muy lejos porque no podemos ser democráticos cuando no somos demócratas, no podemos ser Republicanos cuando no tenemos una verdadera elección de las Cámaras y mucho menos ser representados por sus miembros. No hay división de poderes, el contrapeso se vuelve más bien una losa muy pesada que detiene a la Nación porque no se mira el Bien Común.

En este momento tenemos nuevamente la oportunidad de elegir lo que realmente queremos y merecemos como ciudadanos, es el momento de asumir con responsabilidad e inteligencia la tarea de elegir a los que asumirán el cargo de mandatarios. Entonces hagamos valer esa libertad y el derecho de saber elegir, no desde el enojo, no desde el divisionismo que nos quieren hacer creer debe existir, no desde el resentimiento. Elegir con inteligencia, elegir aprovechando esa facultad exclusiva de la persona humana el libre albedrío.

Observamos por las tendencias en las encuestas que hay un puntero, encuestas en las que en lo personal no creo, pero están publicadas y día con día nos bombardean con esos resultados y la lectura aparente es que AMLO va a la cabeza. Es una lectura aparente porque en muchas encuestas AMLO también va a la cabeza de lo negativo, es el que más negativos tiene. Por otro lado vemos que solo un 35% lo quiere eso demuestra que el 65% de la población no lo quiere. Debieron aceptar la propuesta de la segunda vuelta, no la hay, pues a tener funcionarios públicos de elección popular con la mayoría en contra.

Por cierto en 2009 y si no me falla la memoria lo reiteró en 2012, Felipe Calderón propuso la segunda vuelta y la rechazaron, recordar que no tenía mayoría en las Cámaras. Igual propuso la disminución de legisladores federales y la rechazaron. Dos temas que hoy de haberse aceptado resolverían muchos conflictos.

Ahora al tema: Votar a favor del que considero más apegado a mis valores y visión de Nación o votar en contra del que considero sería un mal presidente, legislador o gobernador. Es sencillo debo votar a favor del gobierno humanista, del gobierno que busca el Bien Común, a favor del gobierno que retome los valores de la familia, la educación, el respeto a la dignidad de la persona, a favor del gobierno congruente o sea del gobierno con valores. No por alianzas raras que se encaminan al poder por el poder.

En 1987 Don Adolfo Christlieb Ibarrola escribió un gran libro que se titula “Las razones de la sinrazón” y en el capítulo con ese título hablaba de la reelección de congresistas. Retomo dos ideas que me parecen ser actuales: “Muchas pueden ser las razones de la sinrazón que está sucediendo. Se ha hablado de debilitar a la oposición” y “Estas y otras razones, y algunas sinrazones no fundadas ni en la historia, ni en la teoría, ni en la realidad”.

Ahora sí cuánta razón tenía Don Adolfo no caigamos en las razones de la sinrazón de los tiempos que vivimos y como debemos votar. No podemos aceptar lo que dicen cientos o miles de personas: Me convence Margarita pero…. O voy por el menos malo porque está en segundo lugar. Igual no satanizar a todos los partidos y sus militantes ni todos son corruptos ni todos son santos. Lo que nos debe importar es la congruencia y el estilo de vida que tienen estos personajes.

Tenemos cientos de candidatos a contender por cientos de cargos pues a conocerlos a examinarlos, a generar conciencia de su historia, sus logros, sus fracasos, su realidad y debemos decidir en base a lo que buscamos como Nación. Siempre viendo al futuro nunca viendo tener una política de retroceso. La historia existe para conocerla y no repetir los errores del pasado. No regresemos al populismo, a la tiranía y a la intolerancia. No caigamos en el juego de los buenos y los malos, los ricos y los pobres, los oprimidos y los opresores.

El enojo y resentimiento dejarlos atrás, la inconformidad manifestarla en el día a día como buen ciudadano a pedir cuentas y exigir un gobierno humanista y ético.